Yo he sido peregrino por la VIA FRANCIGENA. Pero ¿qué es y dónde está?

LA VÍA FRANCÍGENA:
Cuando todos los caminos van a Roma

Se denomina VÍA FRANCÍGENA a la ruta de peregrinación de gran distancia entre la ciudad inglesa de Canterbury y Roma en Italia. Más de 2.000 kilómetros. La ruta más conocida de entre las que atravesaban toda Europa camino a la tumba de los apóstoles Pedro y Pablo. Si bien existen otras rutas que llevan también a Roma y son llamadas VÍA FRANCÍGENA . 

Resulta ser la gran autopista de Europa. Desde una temprana Edad Media en la  un tal Sigerico, que con 40 años fue nombrado Obispo, hizo que sus sandalias le llevasen desde Canterbury, ciudad en la que residía, hasta Roma. Mientras unos dan la vuelta al mundo en 80 días, Sigerico llevó a cabo su camino en otros 80 días, de los del año 990. Unos 20 kms por jornada.

LA RUTA

MAPA VIA FRANCIGENA Pincha en la imagen para agrandarla

Pincha en la imagen para agrandarla

La ruta hoy día no está ciertamente acondicionada en su totalidad. Cada tramo de vía está a merced de los intereses turísiticos y por ende económicos de las regiones por las que pasa. Así por ejemplo en Francia, cada región es la que se encarga de señalizar y balizar cada tramo de la Vía. Esto hace que resulte dificultoso encontrar el camino. Asimismo, si bien existen algunos libros sobre el recorrido, prácticamente ninguno la recorre en su totalidad. Ni siquiera hay un mapa completo. Sólo Italia es el país que más se ha preocupado por recuperar la vía en los últimos años. Esto ha hecho que tal y como ocurre con el Camino de Santiago, sólo se considere la Vía desde la parte italiana, desde el Valle de Aosta. Como el Camino de Santiago se considera casi sólo desde los Pirineos, en su parte española.

El viaje a pie de ida y vuelta del arzobispo de Canterbury, Sigerico, en el año 990, fue una especie de inauguración de la VÍA FRANCÍGENA . Hizo 1600 kms en 79 días, desde Canterbury a Roma, cruzando la actual FranciaSuiza e Italia. Y volvió andando. Se considera como el trayecto oficial sin embargo hay documentos medievales que asimismo llevan a la VÍA FRANCÍGENA  hacia los Alpes por el Oeste hasta Montginèvre dirección a Briançon y que excluyen a Suiza como trayecto de la VÍA FRANCÍGENA  pasando por el Valle de la Susa de Italia. Se puede leer en el Chronicon Novalicense del siglo XII donde se refiere a la Via Francorum.

Era la Edad Media y la mezcla entre el inminente presunto fin del mundo del año 1000 y el fervor religioso, hizo que poco a poco esta vía se convirtiese la mayor peregrinación del Cristianismo en los siglos posteriores, superando con creces al Camino de Santiago. Siendo así que acabó por conducir no sólo a peregrinos sino también a comerciantes, banqueros, escritores, trovadores… desde el norte de Europa hasta la próspera Roma.

En 1985 un arqueólogo italiano llamado Giovanni Caselli, se interesa por los itinerarios tradicionales europeos que llevaban a Roma en la antigüedad. Caselli es especialista en arqueología de caminos y rutas. Así se centra en la VÍA FRANCÍGENA , un eje principal de múltiples ramificaciones que se diseña en medio de Europa, desde el mar del norte hasta la capital del antiguo imperio romano.

También en los años 80, el Consejo de Europa declara el Camino de Santiago como el primer itinerario cultural europeo. Comienza la fiebre de las peregrinaciones. A partir de ese momento, las antiguas vías medievales van a conocer un despertar impresionante por parte no sólo de los peregrinos por razones religiosas sino también por otros ateos, no creyentes, deportistas, turistas y un sin fin de razones. Si bien hacia finales de los años 80 sólo eran una centena los peregrinos que pedían la Compostelana en Santiago, a finales de la primera década del siglo XXI el número de peregrinos se acerca a los 200.000. Un incremento exponencial que sin duda hace que nos preguntemos las razones del despertar de las peregrinaciones. Algo similar ocurre y ocurrirá con la VÍA FRANCÍGENA .

LA VÍA FRANCÍGENA HOY
A día de hoy la VÍA FRANCÍGENA  queda lejos todavía de la afluencia de peregrinos del Camino de Santiago, sin embargo aumentan los caminantes que buscan alternativa a la ruta jacobea debido a la alta presencia de personas. Asimismo, hay peregrinos osados que cada vez más buscan su viaje hacia Jerusalén a través de GreciaTurquía y el Oriente Próximo. Sin embargo Roma queda como un itinerario más accesible dado que además de ciudad eterna y de índole religioso, es un recurso turístico para millones de visitantes de todo el mundo. La capital de la Cristiandad es sin duda no sólo un lugar para creyentes sino también para turistas, lo que hace que la VÍA FRANCÍGENA sea una manera diferente de llegar a Roma.

MAPA VIA FRANCIGENA Pincha en el mapa de la Vía Francígena si quieres agrandar la imagen

Pincha en el mapa de la Vía Francígena si quieres agrandar la imagen

Así las cosas, tanto los caminos a Santiago como a Roma, hablan incluso hoy día de siglos de Historia de construcción europea. Cada uno a su manera. Y es precisamente esta riqueza, todavía perenne, la que llama la atención a nuestros paisanos contemporáneos. Y mientras se lanzan a los caminos y carreteras, bien a pie, en bicicleta u otros medios, contribuyen sin querer a la construcción de una Europanecesitada siempre de estar unida. Los peregrinos de nuestro tiempo no son más locos que los de la Edad Media cuando toman los caminos de peregrinación en busca de su propia historia personal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s