Sugerencias para un viaje fluido. Piensa en cómo viajar con lo mínimo y necesario

¿Cuántas veces alguien ha dicho que sería feliz cogiendo el primer tren o avión a un destino desconocido? Y le hemos escuchado con agrado casi con empatía. Pero no lo hemos visualizado. No nos hemos imaginado casi físicamente haciendo esa maleta o mochila que nos pudiera acompañar. Pero, ¿qué meterías dentro?

Todo lo que una persona posee debería caber en uno o dos petates. En una mochila no muy grande o en una maleta cómoda de portar. Cada uno que imagine de qué cosas no prescindiría y con las cuales su movimiento pudiera ser ágil y liviano. El resto, de lo que hemos prescindido, no deberíamos considerarlo como nuestras posesiones.

Decía H.D.Thoreauvive con poco y preparado como si el enemigo fuese a aparecer en cualquier momento y te vieras obligado a dejar tu casa con las manos casi vacías en cuestión de pocos segundos”. Quizá algo exagerado pero también él decía que “un hombre es rico por las cosas de la que se sabe prescindir”. Y eso nos da libertad y desorienta en su estrategia al enemigo, sea un humano o sea el mercado del capital.

Adoptando este modo de vida mínimo, es más fácil alcanzar la paz y la serenidad. Y de este modo es más fácil llegar a ser dueño de algo que muchos no poseen: la disponibilidad y con ella la libertad.

En tiempos pasados pueblos como los japoneses vivían así, con lo mínimo, preparado forzosamente debido a los frecuentes incendios, los asaltos y las catástrofes naturales. Siempre elegían sus posesiones teniendo en cuenta la posible huida llevándolos a cuestas. Si huyes no necesitas tu iPad, tu caja de herramientas o tu maquillaje.

Ten presente que el exceso de peso es el enemigo tanto para tu salud como para el movimiento líquido, libre y con soltura. Y si no, pensemos en la mayoría de los pueblos que en la Historia han sido y son nómadas como los tuaregs. No imagino ninguno de ellos llevando el taladro, la neverita, la licuadora o diez libros. Ni imagino ningún emigrante, exiliado o refugiado preocupándose en exceso por sus posesiones materiales y sí por sobrevivir a esa nueva vida libre de muchas cosas.

Llevar demasiado equipaje nos costará tiempo y dinero. Tiempo para llevarlo, trasladarlo, empaquetarlo, desempaquetarlo, organizarlo… Dinero en consigna, taxis, nuevo equipamiento, devolución de equipajes… El permanecer con lo básico no sólo ayuda a enfrentarse con los imprevistos sino que proporciona más libertad.

El exceso de equipaje pesa tanto sobre la conciencia como sobre la espalda. Todo lo impotante y necesario que tienes, no sólo aquello con lo que viajar, debería ser mínimo y susceptible de ser trasladado en cualquier momento. Atento a la fluidez de movimientos. Ahora tú eliges.

La mochila que llevé durante la Vía Francígena

La mochila que llevé durante la Vía Francígena

Anuncios

One thought on “Sugerencias para un viaje fluido. Piensa en cómo viajar con lo mínimo y necesario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s