Los sacrificios de una vida en movimiento. Y algunas ventajas.

Leer casi cualquier blog de viajes, nómadas, movimientos, etc. incluyendo éste, es oír hablar constantemente de los beneficios de una vida como viajero. ¿Pero a qué costo?

No hay nada en la vida que no implique algún tipo de sacrificio y hay muchos sacrificios que vienen con una vida de viajes o de movimientos. Algunos sacrificios son más pequeños de lo que parece a simple vista en cuanto te agarras a la aventura. Otros sin embargo, son un poco más difíciles de soportar. Frecuentemente son estos los que hacen crecer las dudas. Y los que te harán crecer.

Sacrificando la carrera profesional

Una vida de viajes puede interponerse en el camino de la construcción de una presunta experiencia laboral y ascender profesionalmente. ¿De veras? ¿Vas a ser práctico con tu vida? ¿Prefieres ascender laboralmente (en el caso de que tengas un trabajo) para ganar más? ¿Para qué?  Las habilidades que aprendes moviéndote, te harán mucho más capaz de asumir nuevos empleos y oportunidades.

Las experiencias que puedes tener, harán de ti más sabio que los estúpidos ejecutivos de estúpidos trajes que no pueden ver más allá de su corbata roja y de su ambición y codicia. O de sus deudas.

Sacrificando las posesiones

Ya que hay que hacer recortes hoy día, ¿qué mas da hacerlos viajando? Esto realmente puede doler. ¿Quién no quiere cosas buenas? O guardar para el futuro. ¿El qué? ¿El futuro? ¿Qué es eso? Si no tienes presente, nunca tendrás futuro… Los viajes se llevarán todo el dinero y los ahorros. No tendrás nada tangible que mostrar al final, a excepción de algunas fotos impresionantes. Y alguna baratija. Sin embargo, tendrás un montón de recuerdos increíbles.

¿Necesitas algo más? ¿Qué te dará más significado el día que te mueras? Vivir una vida en movimiento, te enseñará a renunciar a la necesidad de las cosas materiales. Y poder caminar lejos. Sin peso.

Sacrificando la familia

Uno crece en un ambiente de familia: casarse, mudarse a otro barrio, tener hijos y comenzar el ciclo de nuevo. Esta es la forma tradicional de vida, a día de hoy, para ser sinceros, ha cambiado. ¿No? Tenemos tantas opciones a nuestra disposición que nos ayudan a liberarnos de esta manera de vivir. No querías llegar a tener la típica familia. Porque te sentías diferente. Ahora tienes dos hijos. Y no sientes nada. Vivir una vida en movimiento supone la cesión de esta expectativa. Significa dejar un proyecto tradicional de familia atrás. Para algunos esto es muy difícil de asumir.

La calidad siempre triunfará sobre la cantidad. Puedes estar en casa viviendo cerca de tu familia, pero ¿estás realmente creando experiencias memorables todos los días?

Sacrificando las amistades

Muchas personas se aferran a sus amistades como lo harían con un pedazo de madera a la deriva en medio de un mar tormentoso. Ven a sus amistades como la definición de lo que son y sin ellos no tienen nada. ¿Qué es un amigo? ¿El que quiere que te quedes porque él no puede salir? Cuando se vive una vida en movimiento, vas a salir al encuentro de muchos nuevos amigos.

Una vez que empiezas a moverte, te das cuenta de que el mundo es tan grande que eres capaz de tener amistades con muchas personas diferentes a la vez. Y no pasa nada. Habrá algunas amistades que se desvanecen en la distancia. Y no pasa nada.

Sacrificando tu entorno cultural

Al salir de tu entorno cultural, encontrarás que las personas son iguales más allá de fronteras y lenguas. ¿Crees que es mejor mantenerse fiel a tu cultura y que siempre seguirá siendo la mejor del mundo? Quédate en casa. Nadie va a intentar convencerte aquí. Pero si te mueves, debes saber que al regreso te puedes sentir como un traidor. Con los sentimientos de no encajar más en tu entorno. Esas nuevas creencias formarán parte de tu nuevo yo, de lo que puedes llegar a ser y creer. Y no necesitarás la vieja mochila de que “como en tu tierra, en ninguna parte”.

No hay nada malo en cambiar el punto de vista sobre las cosas. Sin el cambio no hay evolución. Sin evolución hay desaparición. Quédate quieto, y podrás desaparecer antes. Muévete.

SACRIF

Anuncios

3 thoughts on “Los sacrificios de una vida en movimiento. Y algunas ventajas.

  1. Querido Raúl:
    Sin duda uno de los mejores artículos que he leído tuyos a lo largo de toda tu carrera profesional…sigue así por que creo que encontraste la felicidad….la paz, la tranquilidad y la armonía….10 años después de conocernos el capullo se abrió y
    dejo salir a una pequeña mariposa…gracias por ser tan importante en mi vida….vuela alto y se feliz…..a esa pregunta que me hiciste un día te diré solo que no lo estaré toda mi vida….gracias por tu sinceridad y tu amistad….se feliz, vive, evoluciona pero jamás olvides que un día hubo alguien que te amo incondicionalmente…
    Hippie loka
    Maria.

  2. Hay algunos sacrificios que no necesitan movimientos, que te agotan y te consumen, rondando por los viejos escombros de un monton de recuerdos. Vale mucho más andar y andar y poder descansar, recuperar las fuertas, que andar sin esperanza de llegar algún día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s